Aunque emprender es una experiencia apasionante no cabe duda que tiene sus riesgos, desde la llegada de internet han ido cayendo progresivamente ciertas barreras y monopolios que impedían el libre crecimiento tanto personal como profesional. La información fue la primera el liberarse del monopolio de las grandes empresas, periódicos, canales de radio y televisión, fueron los medios que empezaron a perder su posición dominante.

 

Internet es el mayor canal de comunicación conocido hasta el momento por la humanidad, ha liberado el conocimiento para que pueda ser compartido con miles de millones de personas.

 

Vivimos en la era de la información, según los gurús del marketing la información es poder y el poder es dinero.

 

Es cierto que se dispone de excesiva información, parte de ella falsa, pero lo importante es saber detectar qué parte de esta información es relevante y genera nuevas oportunidades.

 

Hace unos años quienes querían tener un negocio digital tenían que confiar en profesionales o empresas que ofrecían este tipo de servicios. A día de hoy es posible crear un negocio digital con una inversión mínima, incluso hay casos de éxito para los cuales no ha sido necesario invertir nada más que tiempo. 

 

Un ejemplo son los youtubers e influencers que utilizan plataformas digitales o redes sociales gratuitas para generar cuantiosos ingresos.

 

Algunos de los más importantes empresarios han generado una inmensa fortuna asumiendo un riesgo económico relativamente bajo comparado con el beneficio que ha generado su proyecto a medio plazo como es el caso de Jeff Bezos, quien dejó un empleo muy bien remunerado para emprender por internet, su proyecto es hoy en día una de las marcas más reconocidas del planeta, Amazon.

 

network 3537401 1920

 

 

Según fuentes cercanas el gurú del ecommerce inició su negocio con un préstamo de trescientos mil dólares estadounidenses que le hicieron sus padres. Aunque el desembolso económico fue considerable no cabe duda que Jeff Bezos fue visionario y pudo crear un imperio mundial con la ayuda de su familia.

 

Este es uno de los casos de éxito más obvios, pero no es necesario marcar unos objetivos tan ambiciosos para poder generar ingresos a través de internet.

 

Hay tal cantidad de plataformas y herramientas digitales gratuitas que es inevitable tener la tentación de emprender utilizando internet. Al igual que hizo Jeff Bezos es importante encontrar el nicho de mercado adecuado para lo cual es necesario realizar una exhaustiva investigación de mercado, estudios de campo y análisis de datos.

 

Según el fundador de Amazon todo buen emprendedor es aquel que previamente al triunfo ha fracasado varias veces en anteriores proyectos. El método ensayo error es el que determina la condición de un auténtico emprendedor, la mayoría desisten de su independencia económica tras el primer fracaso. 

 

Los business angel, o ángeles inversores, son personas que invierten su dinero en negocios que están en su fase inicial sabiendo que en la mayoría de los casos el 90% de su inversión se perderá. El 10% restante de lo invertido será lo que generará los ingresos suficientes para recuperar toda la inversión y dar beneficios.

 

Que haya grandes inversores dispuestos a arriesgar toda su fortuna en proyectos que en la mayoría de ocasiones ni siquiera han iniciado su actividad es una  buena muestra de lo lucrativo que puede ser emprender por internet.

 

Si has llegado a este punto es porque tienes la firme intención de emprender, el objetivo de este libro es mostrarte el camino que otros han recorrido para tener su propio negocio online y que puedas iniciar tu propio proyecto en el menor tiempo posible y con una inversión económica mínima. 

 

También te puede interesar:

Negocios online

Tecnología & Internet

Google

Publicidad digital