Google es una compañía estadounidense especializada en productos, software y servicios de internet. La empresa pertenece a la multinacional Alphabet.

La empresa fue fundada por Serguéi Brin y Larry Page, el proyecto nación a partir de un proyecto universitario, y ya desde sus inicios se puso de manifiesto que sus fundadores habían creado un producto revolucionario.

Aunque ya existían en internet otros proyectos similares, el del buscador de Google superó a sus rivales y pronto se convirtió en la pantalla de inicia para la mayoría de usuarios.

Google no solo creó un producto útil y rentable, su buscador también cambió los hábitos de los internautas que hasta el momento de su nacimiento realizaban consultas accediendo a portales que dividían las búsquedas en secciones temáticas.

Algunos ya disponían de características similares a las de Google, pero la idea de Larry Page y Serguéi Brin cautivó a los usuarios por su sencillez y efectividad.

Pronto emergió de entre los miles de proyectos digitales que se creaban en ese momento y destacó por ser un producto con un fin claro, responder a las consultas o búsquedas que los internautas realizaban en internet.

El éxito del buscador de Google se debe a la eficiencia de sus robots, capaces de rastrear entre millones de sitios web al día. Cuando los robots del buscador de Google almacenan la información en sus servidores y centros de datos, se inicia un proceso de análisis y cálculos cuyo nombre se conoce como algotirmo.

El objetivo del proceso es generar un ranking de resultados para que los usuarios que utilizan su buscador encuentren la mejor información y la mejor respuesta a su consulta.

El buscador de Google  procesa millones de datos, realiza miles de cálculos para dar una respuesta al internauta que está utilizando su plataforma para encontrar información, productos o servicios.

El caso de Google pone de manifiesto que cualquier persona puede crear un gran proyecto digital siempre que tenga una idea innovadora y que el producto sea necesario para un amplio sector de la población.

Son muchos los ejemplos de grandes empresas que iniciaron su actividad con pocos medios y con una idea difícil de entender en su momento.

Empresas como Amazon, Facebook, Uber o Apple, nacieron de una idea que visionarios supieron desarrollar con mucho esfuerzo. El resultado todos lo conocemos, aquellos productos que eran desconocidos en sus inicios ahora son parte imprescindibles de nuestras vidas.

Google mostró el camino a millones de emprendedores, ahora es muy habitual conocer a alguien cercano que trabaja en proyectos online.

Aunque algunas de estas empresas mejoraron un modelo de negocio que ya existía, lo que no se les puede negar es que supieron darle el impulso para hacerlos mundialmente conocidos y necesarios para la vida cotidiana.

La tecnología que llevamos en nuestros bolsillos gracias a los smartphones, es tan avanzada que supera a la que hizo que el ser humano llegara a la Luna. Aquellos astronautas que expusieron sus vidas para conseguir semejante logro no disponían de tan avanzada tecnología como la que tenemos los ciudadanos hoy en día.

El salto tecnológico ha sido de tal nivel que será difícil repetir las hazañas que la humanidad está consiguiendo en estas décadas.

La tecnología seguirá evolucionando, seguiremos conociendo nuevas marcas que ofrecerán aplicaciones para hacernos la vida más fácil, crearán productos que en un principio creeremos innecesarios, algunos de ellos pasarán al olvido en unos años, pero otros se quedarán para formar parte de nuestras vidas.