En buscadores de internet, la definición de algoritmo hace referencia al conjunto de información, datos, cálculos, instrucciones y reglas, que los buscadores utilizan para crear rankings en sus resultados.

Para obtener la información, los buscadores de internet utilizan robots que rastrean millones de páginas web por segundo.

Una vez realizado el rastreo, los buscadores indexan la información y realizan una serie de cálculos con el fin de generar un ranking en los resultados de búsqueda de sus plataformas digitales para que los usuarios que realicen consultas obtengan la mejor información.

 

Google

El gigante de internet es líder indiscutible en número de búsquedas, muy por delante de otros buscadores como el de Yahoo o Bing.

El buscador de Google recibe cada minuto más de 5 millones de consultas, y la cifra sigue creciendo cada mes.

Los internautas utilizan el buscador de Google para encontrar información de diferente índole, desde información genera, noticias, hasta productos los servicios, entre otros.

Previamente Google ha analizado millones de páginas para clasificar su contenido. Dicho contenido es posicionado en función de las palabras clave, calidad y relevancia.

Cuando el usuario añade palabras clave en el buscador, Google genera un listado de sitios y plataformas web en orden de relevancia, según los propios criterios del buscador.

Los robots reportan toda la información que el buscador necesita para analizarla y procesarla con la ayuda de los algoritmos.

La respuesta que recibe el usuario es inmediata, en cuestión de segundos puede acceder a los sitios web más relevantes a través de los enlaces.

 

Sitios web

Aquellas páginas web que por la calidad de su contenido se posicionen entre las 10 primeras en el buscador de Google serán las privilegiadas que más visitas recibirán desde la mayor plataforma de búsquedas de internet.

Para que una página web se posicione entre las primeras intervienen diferentes factores tanto internos como externos.

Google no solo tiene en cuenta el contenido, también valora factores de relevancia tales como los enlaces entrantes provenientes de otras páginas con autoridad alta, de las menciones en redes sociales y de la cantidad y calidad del contenido en su propio sitio web.

Otros parámetros SEO mejoran el posicionamiento de una página web, uno de los más importantes en esta disciplina es el de la optimización del código fuente.