Desde el nacimiento de internet en los años 60 muchos hábitos han cambiado en la sociedad. Tanto a nivel personal como en el ámbito empresarial, internet a supuesto una verdadera revolución. El mundo digital en el que vivimos actualmente poco tiene que ver con el de hace una década.

Internet es un tipo de tecnología que nació para el intercambio de datos entre varios puntos ubicados en Estados unidos. Nadie podía imaginar hace más de 50 años la magnitud del proyecto a largo plazo.

Lo que al principio tenía como fin el envío y recepción de información, ahora es una mega autopista de la información.

Internet ha interferido de tal forma en nuestras vidas que nos resultaría casi imposible vivir sin esta tecnología hoy en día.

Millones de usuarios se conectan a diario a internet, unos entran en sus redes sociales para conectarse con amigos, familiares o compañeros de trabajo, otros lo hacen para pedir una cita médica. Son miles los motivos por los que millones de ciudadanos necesitan conexión permanente a internet.

 

Internet en las empresas

En el terreno empresarial, los efectos de internet han sido muy positivos. Son miles las empresas que se han beneficiado de esta tecnología para mejorar los procesos de gestión y de producción de sus negocios.

La digitalización empresarial a supuesto un antes y un después en su modelo operativo. Es evidente que internet agiliza cualquier proceso, bien sea de gestión, producción o administración.

La conectividad es un factor fundamental para mantener una constante comunicación dentro de las empresas. La automatización de los procesos permite delegar recursos tanto humanos como económicos a otros procesos.

Los tediosos procesos administrativos han pasado a otro nivel mucho más eficaz. Muchas empresas utilizan software especializado en procesos administrativos capaces reducir el tiempo empleado de forma considerable.

Las empresas se enfrentan a uno de sus mayores retos de las últimas décadas, el de implementar las nuevas tecnologías que vienen de la mano de internet, actualizar las ya existentes y mantener su competitividad haciendo más ágiles todos sus procesos.

Internet es un océano de información, no toda es relevante y de calidad, por lo que en cada sector hay que filtrar aquella que sea pertinente. Las fuentes de la información ahora son diversas, ya no depende exclusivamente de profesionales, en la actualidad cualquier usuario puede publicar información sin que esta sea contrastada en su veracidad y por su fuente.

Contar con referentes de calidad es fundamental tanto para las empresas como para los usuarios, es importante acudir a fuentes contrastadas para poder recibir información destacada y rigurosa.

La alianza entre internet y las empresas ha supuesto un salto cualitativo del que hasta los usuarios hemos sido beneficiados. Interne permite comprar productos y servicios sin necesidad de desplazarse, también permite acceder a mucha información por diferentes canales, incluso permite pedir citas médicas, acceder a la banca virtual y realizar cualquier gestión administrativa.

Todo esto es posible gracias a que tanto las empresas privadas como las administraciones públicas han implementado las nuevas tecnologías en sus procesos de venta o gestión.

Desde hace unos años en Estados Unidos ya se facturan más ventas online que en tiendas físicas. Las empresas que supieron ver el potencial de internet son ahora las que lideran las ventas en todos los sectores. Una reconocida marca de juguetes ha cerrado sus tiendas porque no implementaron a tiempo las nuevas tecnologías y sub