WordPress

Es el sistema de gestión de contenido más usado en el mundo, su cuota de mercado es muy superior al resto de CMS, es de fácil implementación, tiene una interfaz sencilla e intuitiva, es versátil, cuenta con una gran comunidad y con muchos complementos gratuitos. Hay varias versiones, la más utilizada y recomendada por los expertos es  WordPress.org.

 

Joomla

Es otro CMS muy popular, con una cuota de mercado de 5%, es utilizado para proyectos más complejos que el anterior. Su principal ventaja es que es más robusto y seguro que WordPress.org. La principal desventaja es que es más difícil de gestionar y en ocasiones se requiere cierto conocimiento en desarrollo.

 

Drupal

Similar a los dos anteriores, su cuota de mercado es del 3%. Este CMS también es muy robusto, es el más seguro de los tres por lo que es utilizado por algunos gobiernos. Cuenta con menos plugins y recursos gratuitos que los anteriores y requiere de mayor conocimiento que los anteriores para su creación, gestión y edición.

 

WordPress.org es sin duda el rey de los CMS, su cuota de mercado pone de manifiesto que es el preferido por la mayoría de emprendedores, su instalación es muy sencilla, incluso los mejores proveedores de alojamiento web cuentan con herramientas para que sea instalado en pocos minutos, cuenta con muchas plantillas gratuitas, también dispone de otros recursos gratuitos como plugins que pueden ser instalados de forma muy sencilla.

Otra opción para quienes quieren dedicarle poco tiempo es Wix, plataforma mediante la cual se puede crear un sitio web de forma muy sencilla, mediante el método arrastrar y soltar. Es lo más sencillo para quienes no tienen experiencia en sitios web, es una buena opción para iniciarse en el emprendimiento digital. Esta plataforma ofrece funcionalidades gratuitas y de pago, en la mayoría de planes es necesario un pago mensual.

 

Shopify es una plataforma muy recomendable para quienes quieren iniciarse en el comercio electrónico y no tienen nociones de desarrollo web o tienen poco tiempo para dedicarle al proyecto. Es una de las más populares del momento. Su estructura es muy similar a la anterior, también tiene opciones gratuitas y de pago.

 

Una vez consideradas algunas de las plataformas más populares es momento de conocer las que por experiencia se sabe que son más completas y las que a lo largo de estos últimos años han demostrado que son las mejores para generar mayor número de ventas, se trata de WordPress, Prestashop y Magento.

 

Como ya se ha mencionado con anterioridad WordPress.org es la más popular, ha evolucionado mucho desde su nacimiento, cuenta con una amplia comunidad que hace grandes aportes para su mejoramiento, dispone de miles de herramientas y complementos gratuitos que ayuda en la escalabilidad del proyecto, es de fácil edición, cuenta con temas gratuitos y de pago, lo que la hace muy adecuada tanto para pequeños proyectos como para empresas que tienen como objetivo generar muchas transacciones.

 

WordPress.org sirve para crear un blog personal, para una landing page,  para un sitio web corporativo e incluso para un comercio electrónico.

 

Prestashop es un gestor de contenidos especializado en el comercio electrónico, es muy adecuado para proyectos medianos, recomendado para tiendas en línea de hasta 10 mil productos, aunque tiene capacidad para muchos más.

 

En caso de que el proyecto  de comercio electrónico sea más grande se recomienda Magento, plataforma creada para comercios electrónicos con un gran número de productos y alto volumen de tráfico. 

 

Los mejores CMS para ventas online son WordPress con su plugin Woocommerce, Prestashop y Magento. Son gestores de contenido escalables y autogestionables.

 

Aunque Prestashop y Magento no son los más utilizados es importante destacar que cuentan con la capacidad de desarrollo adecuada para proyectos sólidos y estables, disponen de todas las funciones necesarias para un uso profesional, además a nivel de posicionamiento web son las más competitivas en el sector ecommerce.

 

Los tres CMS cuentan con muchas herramientas que permiten al usuario adecuarlos a diferentes las necesidades del negocio. También están respaldados por una amplia comunidad de desarrolladores que aportan constantes actualizaciones para solucionar los diferentes problemas que puedan ir surgiendo en cada momento.