Internet ofrece multitud de posibilidades laborales, plataformas digitales como LinkedIn son un referente de las denominadas redes sociales profesionales. Cada día nacen miles de nuevos proyectos digitales, algunos de ellos llegarán a lo más alto.

Las innovaciones tecnológicas están cambiando todos los cánones establecidos hasta el momento. Cada día se realizan millones de consultas en los principales buscadores de internet, con Google a la cabeza.

Las redes sociales han permitido abrir nuevos canales de comunicación tanto en el ámbito personal como en el empresarial.

Todo lo expuesto anteriormente plasma un panorama muy alentador para quienes tienen un proyecto en mente. Internet es la mejor tecnología para todo tipo de inversiones.

Una de las ventajas de internet y gran parte de su éxito, es el bajo costo a la hora de crear una empresa digital.

 

Empresas de internet

Conocemos casos de éxito como el de Google, un proyecto universitario creado con muy pocos medios que ha cambiado de forma radical cómo nos informamos.

El fin de muchos es tener su propia empresa, nada más gratificante que crear un proyecto y llevarlo a cabo. Tener la libertad suficiente para tomar las decisiones más acertadas en cada momento es algo que no suele suceder cuando se trabaja para terceros en una empresa.

Tras las plataformas tipo página web o buscador, surgieron nuevos modelos de negocio digital en el marco de las Web 2.0, las tan utilizadas redes sociales.

Facebook, Twitter, Instagram, son algunas de las más cotizadas en la actualidad. Dado el éxito de este tipo de aplicaciones, las empresas apostaron por ellas para implementar una nueva estrategia de comunicación con clientes y usuarios.

El éxito fue de tal magnitud que hoy en día más del 40% de las empresas colombianas cuanta con alguna red social para comunicarse con el resto de internautas.

Internet seguirá dándonos sorpresas a lo largo de los próximos años, todo parece indicar que evolucionará hacia otro tipo de plataformas más enfocadas para dispositivos móviles.

No solo seremos consumidores habituales de datos en redes sociales y páginas web, en el futuro la accesibilidad a internet será a través de los más sorprendentes formatos y dispositivos electrónicos.