Tener un buen sitio web en la nueva era digital resulta demasiado importante para cualquier empresa, profesional o emprendedor. Tu página web será un libro abierto para todo el que quiera acceder a tus servicios o productos en venta. ¿Sabías que existen 960.402.024 páginas web en todo el mundo y cada hora este número va en aumento? Ya creaste tu página web, que está ahí, colada entre unos casi 100 millones más. A que se siente como un pequeño, diminuto e insignificante punto en un largo y frío desierto. Ahora te preguntarás, ¿cómo hago para lograr el éxito?

Probablemente sepas que tener una página web o tienda online te dará un impulso eminente a tu negocio. Y es muy cierto… pero debes tener en cuenta algunos detalles importantes. No todo es maravilloso, ¿cierto?

Montar una web y ya, créeme no te servirá de mucho para triunfar. Entre tantísima competencia resulta eminentemente necesario sacar el máximo partido a las herramientas que Internet te ofrece y crear una web con un diseño atrayente.

Hoy te hablaremos de la importancia de un buen diseño para tu sitio web. ¡Genial! ¿Empezamos?

Aunque no nos percatemos de ello, el diseño de todos los objetos que se encuentran a nuestro alrededor influye directa o indirectamente en cada uno de nosotros. Uno de los aspectos más relevantes al crear cualquier web o blog es precisamente el diseño. ¿Quién sabe? Quizá tengas alma de diseñador. Esta es la parte que involucra mayor creatividad en todo el trabajo que tienes pendiente para mejorar tu web. Deberás utilizar un diseño atractivo, que logre captar el interés de tus usuarios.

Quizás quieras contratar un experto para que realice este paso o hacerlo tu mism@. Es tu decisión. En mi caso, preferí encontrar un profesional para que me asesorara. Por supuesto, no en vano han realizado cursos de diseño, diplomados, maestrías, y todo lo que te puedas imaginar. Pero tú, un simple mortal en el mundo del diseño tal vez tengas algo que puedas aportar. ¡Nada pierdes con intentarlo!

 

Diseño web

 

Ten en cuenta que, para que el diseño, digamos que “funcione” debes conocer al pie de la letra cuáles son las necesidades y los gustos de tu público destino. Podrían no ser los mismos que los tuyos.

Es fundamental analizar si nuestro interés es pensar a quiénes son los usuarios a los que queremos dirigirnos y cómo podemos encontrar la manera de atraerlos. Aspectos muy importantes a tener en cuenta son: la accesibilidad, la usabilidad, y el equilibrio entre lo funcional y lo estético. Realiza un estudio exhaustivo de tus usuarios: qué les gusta, qué no, cuáles son sus necesidades, emotividades. Ese diseño debe ser tan bueno que el usuario no sea capaz de dejar de mirarlo. Así funciona el diseño para nuestra página web.

A través de un buen diseño de web,