Trabajar por cuenta propia en España, las condiciones laborales de los autónomos.

Ser autónomo en España.

Las condiciones de cualquier emprendedor que decide iniciar una actividad económica en España son realmente complejas. El denominado régimen especial de trabajadores por cuenta propia o autónomo de nuestro país es uno de los más caros de La Unión Europea.

Partiendo de esta situación no es difícil llegar a la conclusión de que no seduce la idea de trabajar por cuenta propia. En las encuestas la mayoría prefiere trabajar por cuenta ajena porque las condiciones laborales son mucho más estables que en el régimen de autónomos.

viveros de empresa para emprendedores y pymesLos profesionales por cuenta propia no gozan de los mismos derechos que los que realizan su actividad laboral en nómina.

Para empezar, los autónomos viven desde hace muchos años en una situación muy injusta, pagan los mismos impuestos que los trabajadores por cuenta ajena pero en situaciones de baja laboral o de desempleo son discriminados.

Aunque actualmente las condiciones de los autónomos han mejorado un poco, siguen muy lejos de lo que sus derechos como trabajadores deberían de exigir.

Con este panorama tan desalentador tienen que lidiar más de 3 millones de profesionales cada día. No se pueden permitir el “lujo” de enfermar, los médicos de familia conocen bien su situación y saben que son reacios a aceptar la baja por enfermedad siempre que pueda seguir trabajando aunque sea en penosas condiciones.

No pueden permitirse dejar de trabajar entre otros motivos porque los impuestos asfixian literalmente sus cuentas bancarias. La presión tributaria les impide contratar a trabajadores, lo que se traduce en que su negocio no puede crecer.

Si llega en caso de tener que cesar la actividad, la situación llega a ser dramática, en el mejor de los casos reciben una pequeña compensación siempre que haya cotizado por un importe mayor al del resto de profesionales autónomos.

Cómo emprender en internetLos únicos avances en la situación de los profesionales autónomos es que pueden percibir una exigua cantidad por baja o desempleo siempre que reúnan las condiciones establecidas por el régimen en el que cotizan.

Aun así, son más de 3 millones de ciudadanos que son trabajadores por cuenta propia. Son el motor de la economía, reconocido por los últimos grupos de gobierno a nivel nacional.

Las ayudas a emprendedores como las de la “tarifa plana de autónomos”, dinamizaron el mercado laboral en los peores meses de la crisis, estas medidas demostraron que reduciendo la presión tributaria se activaría la generación de empleo y repercutiría en el aumento de los ingresos tributarios.

En países como Estados Unidos, los aquí llamados autónomo se denominan “pequeños empresarios”, un matiz muy significativo que pone de manifiesto que son mejor considerados que en España.

Los emprendedores que han fracasado en un negocio son apoyados para volver a iniciar su actividad en Estados Unidos. Este respaldo se traduce en una constante generación de empleo y una actividad económica estable.

estrategias de linbuilding para emprendedoresEn España, a diferencia de Estados Unidos, iniciar una actividad económica por cuenta propia es una odisea burocrática absurda. ¿Cuántos negocios han cerrado antes de abrir?, la culpa de los dichosos trámites en las administraciones públicas, trámites que en ocasiones se duplican haciendo perder al emprendedor toda su motivación.

Empresas que teniendo el local a punto para abrirse al público, pagando  su alquiler durante meses y esperando a que les den permiso para abrir, han tenido que cerrar porque los permisos no llegan.

Este es el panorama de nuestro país, y uno de los responsables de la precaria situación laboral que arrastramos desde hace muchos años. Esperemos que los nuevos partidos políticos traigan nuevas iniciativas para reactivar el empleo de los emprendedores.

La ventanilla única para tramitar la apertura del negocio y la exención de la cuota de autónomos en los primeros meses de actividad, sin duda mejoraría mucho la empleabilidad y generarían un nuevo tejido empresarial que facilitaría  nuevos puestos de trabajo.